martes, 22 de enero de 2013

Cuestión de estilo



No soy una persona que guarde grandes recuerdos de mi época escolar, no son traumas ni nada por el estilo. Simplemente fue una etapa normal en mi vida sin grandes curvas de felicidad o infelicidad. Pero dentro de toda esta linea equilibrada si hubo alguien, que si bien no me impacto en su momento si que me he dado cuenta que ha sido una influencia durante todos estos años.

Tuve la suerte de tener durante tres años como profesor de literatura y lenguaje al poeta Miquel Peris i Segarra. En aquellos tiempos no consiguió transmitirme ni pasión ni amor por la poesía. El amor por la palabra escrita ya anidaba en mi.

Con el paso de los años me he planteado acudir a algún taller de escritura, pero después de conocer la obra de algunos  participantes decidí seguir siendo autodidacta. Intento controlar la gramática, pensar bien los signos de puntuación, la composición de la frase, si bien acabo desmontándola varias veces hasta encontrar la construcción perfecta o que a mi me parece como tal.

Desde luego leer, leer y leer ayuda a adquirir un vocabulario, uno propio y no buscado en el diccionario de sinónimos; es curioso pero cuando las palabras no son mías no consigo transmitir lo que quiero. En su momento no entendí las razones de ese profesor para amargarnos con  tantas redacciones, sobre qué has hecho el pasado fin de semana, cómo es una mesa o cualquier otra idea que se le ocurriera y nos llevara a escribir los más disparatados textos. 

Es una lastima que igual que aparece el corrector ortográfico cuando escribimos un texto no tengamos también un corrector de estilo, que nos de un coscorrón a tiempo cuando los párrafos se convierten en tediosas sucesiones de frases dando vueltas y más vueltas sobre lo mismo. No me gusta tener que leer y releer los textos para poder dar con el misterioso significado de lo escrito, no sabiendo, en ocasiones, si son mensajes cifrados para una persona en concreto o simplemente el autor también ha perdido el hilo.   Sabemos que no somos  profesionales de la palabra escrita, pero si lo suficientemente orgullosos como para querer  hacer un buen trabajo. A veces pienso que lo importante son otras cosas  y yo me pierdo en mis divagaciones. 

3 comentarios:

  1. Muy claro.

    Comparto la inquietud y alguna vez también pensé ir a algún lugar para aprender a escribir. Sin excesivas pretensiones, que se entienda lo que se quiere decir y que la lectura sea fluida.

    No voy a dar nombres para no ofender, pero hay dos bloggeras que me encantan como escriben, podría llegar a tres.

    Hoy mismo leí en un comentario en el que un bloggero le decía a otro que él esperaba hasta 20 días para publicar, porque en las sucesivas lecturas iba depurando su escrito, o algo así. Estoy de acuerdo con el tipo, pero para mí es impracticable, mi ansiedad no me permite eso, ni mucho menos, además, si me pusiera estricto con mis textos no publicaría ninguno, aunque debo reconocer que una vez publicados los corrijo, mejoro, empeoro, no sé.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Cada un@ somos un mundo aparte,hasta escribiendo.
    Practicamente partí de cero como supongo que la mayoría de los bloguer@s.
    Mi educación tanto de escritora como de lectora es natural. Nació sabe dios cómo. El académico es nulo. El amor por la lectura lo tengo innato porque en la casa de mis padres no había ni un libro para alimentar mi hambre.
    El hábito de escribir no existía como ya comenté, sí tuve siempre,la habilidad para hacerlo,porque las pocas veces que la vida me obligaba a ponerme a ello gustaba a quien le llegaba, que solían ser escasas cartas o las típicas postales. De hecho fue mi ex amo quien me animó a escribir mi blog.
    Ahora? Mis entradas son apenas corregidas porque tengo poca paciencia y no soy meticulosa aunque cada vez ya procuro hacerlo mejor,pero tengo que pelear contra mi naturaleza inquieta e impaciente, en una palabra:chapucera! jejeje
    A mi hay muchos bloguer@s que me gustan escribiendo, de hecho considero que me falta tiempo para leer, :)
    Lo mismo me gustan por sus relatos, su poesía o su música.
    Yo no sé a vosotr@s pero yo estoy descubriendo que escribir me produce satisfacción.
    Un fuerte abrazo, Shu.

    ResponderEliminar
  3. Hay blogueros que me encantan como escriben, por su frescura, humor, comunicación y otros que me resulta muy difícil seguirles el hilo y conseguir entender que pretenden comunicar. Procuro leerlos a todos a pesar de que soy un seguidor bastante silencioso.

    En lo que se refiere a mis entradas no suelo repasarlas en exceso y si yo tardase 20 días en publicarla creo que habrían perdido la esencia primera porque en ese tiempo puede variar bastante cierto punto de vista y ya no seria honrada con el que tengo en el momento de publicar o debería actualizarlo y volver a tardar y al final seria el blog del borrador perpetuo... jajajajaja

    Soy demasiado espontanea, tanqueta, mecha corta... Un beso muy dulce a ambos y gracias por vuestra visita y comentario

    ResponderEliminar

Se bienvenido a este lugar, donde a veces mis pensamientos son mis mejores enemigos o mis peores amigos. No te prives de plasmar el tuyo también, es maravilloso el derecho a replica. Solo pido respeto ya que estas en mi casa. Un beso muy dulce

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...