miércoles, 23 de septiembre de 2009

Como le dice el perro al hueso....

" ¡TU ESTARÁS DURO, PERO YO NO TENGO OTRA COSA QUE HACER!"           





Es lo que pienso al observar el comportamiento de cierta gente, de esa gente que se ancla en un hueso y sigue royendo, sin sacarle más sustancia al tema, pero pensando que puede dar de si, que aún puede aparecer algo de carne o tuétano...

Y vuelven una y otra vez a lo mismo, a algo ya tan pasado que cuando lo recuerdo, me frustra, me enciende y me acaba dejando de mal humor.

Hubo un tiempo en el que esos temas me dejaban triste, de mal humor y sin embargo ahora solo siento pena. Pena por el tiempo que me hace perder, hace tanto que pase página...

Del resultado de aquella situación, es mi maravillosa relación con los que demostraron ser mis amigos. Puso en su lugar a los indiferentes y hoy parece que pasa factura a los causantes.

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, nunca he sido vengativa ni rencorosa y no voy a empezar a serlo a estas alturas de mi vida, una vida plena, así que paso de esa "venganza" que podría ser el ver como el tiempo pasa factura al igual que si fuese un plato de lentejas.

Yo hace más de un año que cambie ese hueso por un tierno y suculento solomillo... así que... el tema ya me es indiferente, este es el último minuto de mi tiempo que gasto en el.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Nü shü ..... 女書


Nü shü (女書), era un lenguaje exclusivamente femenino utilizado por las chinas para compartir su dolor y expresar apoyo y esperanza sobre el mundo en que vivían. Era un lenguaje bálsamo y liberador.

Ultimamente para mi, es lo que son mis blogs y el de mis amigas, una forma de compartir las experiencias, pensamientos, dudas, la vida misma.

Me serena cada mañana, ver que están ahí, que aportan sus alegrías, fantasías, dudas, miedos... en definitiva un trocito de ellas mismas, un hermoso regalo.

Cuando vuelva al trabajo, tomare mi desayuno con la prensa, las desgracias y demás... pero estos días me pierdo en un mar de sensibilidad, dulzura y buen gusto. Desayuno serena, desayuno feliz.

Gracias a todas y cada una de las que dejáis un pedacito de vosotras para compartir.

Feliz día.



En septiembre de de 2004, murió a la edad de 98 años, Yang Hunai, considerada la última usuaria plena del Nü Shü, un código de escritura del condado de Jiangyong (Provincia de Húnán, China). La denominación Nü Shü quiere decir, precisamente, escritura femenina, y se contrapone a la llamada Nan Shü, escritura masculina.

Uno de los géneros particulares escritos en Nü Shü eran las “cartas del tercer día”, que las madres entregaban a sus hijas en ocasión del casamiento. En la sociedad plenamente patriarcal, la mujer siempre se iba a vivir a casa de su marido.

Desvinculada de la propia familia, la joven pasaba a estar bajo la tutela de la suegra. Con las cartas, escritas personalmente por su madre y encuadernadas en tela, que debían de leer a partir del tercer día de casadas, las jóvenes podían acceder a la palabra viva de la madre, en los momentos difíciles.

Yang Huanyi (1906- 2004) perteneció a la última generación que aprendió el Nü Shü desde la infancia, como sus antepasadas. Jamás aprendió a escribir el Nan Shü. Para ella, “el Nü Shü nos ofreció a las mujeres una manera de poder expresarnos”Ahora quedan solamente dos mujeres: He Yanxin (*1939) y He Jinhua (*1940) que si bien tienen conocimientos de la lengua, no la escriben ni la leen con la fluidez con que lo hacía Yang Huanyi y otras mujeres de su generación.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...